Hamburgo en 3 días

puerto-de-hamburgo

Si buscas una ciudad vibrante que reúna en un melting-pot a universitarios, millonarios dedicados al comercio, jóvenes okupas y trabajadores portuarios, Hamburgo es tu destino ideal.

Miembro de la Liga Hanseática en la Edad Media, Hamburgo representa el segundo puerto más grande de Europa, solo superado por el de Rotterdam, y por lo tanto no extraña ni el protagonismo de su puerto en la vida cotidiana, ni que su riqueza se haya desarrollado a través de los siglos gracias al comercio con el mundo.

Hamburgo

Por suerte, aunque sea un ciudad muy grande y con una población de 1,800 millones de habitantes – lo que la convierte en la segunda más poblada de Alemania – los lugares imprescindibles para el viajero se concentran en el en el radio de 4 km desde la plaza del Ayuntamiento.

Si el clima lo permite, visitar la ciudad montado en una bici hará aún más agradable tu estancia: teniendo en cuenta que en Alemania este medio de transporte es muy utilizado y hay carril bici en cualquier lado, podrás estar seguro de que no te estarás jugando el cuello entre coches y ganarás en libertad de movimiento.

Hamburgo

 

Primer día: Neustadt – Altstadt – St.Georg

Los barrios de Neustadt a oeste y Altstadt al este se reparten a medias el centro del municipio.

En el primero, y no lejos de la entrada a St. Pauli, puedes visitar el jardín botánico y la iglesia protestante de Sankt Michaelis, cuya torre se eleva como un bonito y práctico punto de referencia para orientarte durante tu estancia en la ciudad.

Cruzando los dos canales que recorren el centro accedes al Altstadt, la zona que alberga el Ayuntamiento de estilo barroco, los elegantes pórticos del Alster Arkaden, las iglesias de St. Nikolai y St. Petri, y el Kunsthalle. Las grandes firmas internacionales de la moda tiene aquí sus tiendas.

Un poco más al sur, merece la pena echar un vistazo a las antiguas casas de la Deichstrasse, y a la particular estructura de la Chilehaus.

que ver en hamburgo

Para reponer fuerzas, no hay mejor lugar que el Gröninger Privatbrauerei, la fábrica de cerveza más antigua de la urbe, fundada en 1722. Sirven comida tradicional acompañada por este zumito de lúpulo que tanto nos gusta. Ya con el estomago lleno, adentrate en St. Georg, ubicado al este de la estación central y a orillas del lago Alster. Es famoso por ser la zona de la comunidad gay de la ciudad, y recorrer la calle Lange Reihe es una buena opción tanto de día – saltando de una tienda a otra – como para esperar el atardecer con un aperitivo en una de sus terrazas – en Kyti Voo me han servido un spritz como Dios manda -.

Hamburgo

Segundo día: los barrios de Sternshanze, Karolinenviertel, Rotherbaum y St.Pauli

Para arrancar el segundo día quizás te siente bien un buen café: entre Sternshanze y St.Pauli podrás comprobar que bien tuestan los de Kopiba su Deathpresso. Al lado de la cafetería, yo le echaría un vistazo a una buena tienda de música, la Burnout Recordstore.

Sternshanze es ahora el barrio de moda para los jóvenes de Hamburgo, los cuales al primer rayo de sol luchan por un asiento en sus terrazas. Shulterblattstrasse es quizás la calle que mejor representa actualmente la vida de la zona: un sinfín de restaurantes portugueses, italianos, españoles y franceses ofrecen buena comida a precios asequibles. Justo en la acera de enfrente se encuentra uno de los espacios ocupados más famosos de Alemania, el Rote Flora: el que nació como un teatro allá por el año 1888, es ahora un lugar para la música en directo, exposiciones y reivindicación izquierdista.

Más al este, se encuentra el barrio de Karolinenviertel, una zona de caza para los hipster en busca de tiendas vintage; de hecho, los comercios de Marktstrasse son los mejores referentes para hacerte con prendas de segunda mano – mi favorita es sin lugar a duda Hot Dogs – .

Hamburgo

Para llegar al barrio de Rotherbaum puedes recorrer Karolinenstrasse; si sigues todo recto la calle se unirá a Rentzelstrasse, y al número 2 de la misma fuera tú me zamparía un plato del mejor Currywurst que puedes encontrar en Hamburgo, el que sirven en Curry Grindel.

El barrio es la sede de la Universidad de Hamburgo, por lo tanto hay mucho ambiente durante el día. Si te planteas recibir la noche aquí, mi opción es empezar visitando el Museo Etnológico, o quizás echar un vistazo a la programación para cinéfilos del Abaton Kino, y luego tomarse unas copas presenciando a un concierto o un DJ-set en el Pony Bar. Si prefieres cambiar de barrio, sin embargo por la tarde puedes patear Reeperbahn, la arteria principal de St.Pauli y lugar de perdición nocturna por excelencia de Hamburgo: de esta forma, podrás decir en casa que no frecuentaste esta calle solamente por sus noches de desmadre. De paso, aprovecha para comprar algún souvenir en el estadio del equipo de futbol más punky de Alemania.

Tercer día: la dársena del puerto, desde Altona hasta Hafen City

Si tu estancia coincide con el fin de semana, de domingo merece la pena levantarse temprano y acercarse al más famoso mercado de la ciudad, el Fishmarkt ( de 5.00 a 9.30 ), donde podrás saborear tu primera comida del día entre puestos de fruta, hortalizas, pescado, flores y plantas. Suele haber hasta música en vivo en la zona, así que ¡ no se puede empezar mejor el día!.

Hamburgo

Hamburgo

Siguiendo el río Elba hacia el oeste, te cruzarás con el bonito edificio del Fishauktionshalle, lugar donde se lleva a cabo la subasta diaria de pescado. A menos de un kilómetro en la misma dirección, llegarás a una de las zonas de remodelación más interesantes del puerto: incluye entre otros un conjunto de oficinas a forma de barco – el edificio Dockland, del estudio Brt – y el Cruise Center. Te recomiendo subir hacia el Ayuntamiento de Altona hasta el mirador, para comprobar la vista increíble que te espera.

Hamburgo

Hamburgo

De vuelta hacía el centro, para tomarte un descanso te recomiendo comer y relajarte en el Strandpauli, una suerte de beach club nada ostentoso con vistas a los docks.

Hamburgo

Siguiendo el Elba hacia el este, podrás admirar el Speicherstadt, el distrito de almacenamiento más grande – y bonito – del mundo y puerta de acceso a Hafen City.

Hamburgo

Hamburgo

En la actualidad, Hafen City representa el reto urbanístico más importante en la ciudad, tanto en término de ocupación de superficie como de inversión económica, y aparte de viviendas, oficinas, parques y hasta una universidad, es el lugar donde se está erigiendo la controvertida – por el enorme incremento del costo respecto al presupuesto inicial – sede de la Filarmónica del Elba, proyectada por el estudio Herzog & de Meuron.

Hamburgo