EL ENVIDIOSO

Me llamo Ruggero, y he crecido en la provincia de Milán. A los 19 años he tenido la posibilidad de cumplir uno de mis sueños: vivir en Bolonia y licenciarme en Disciplinas Artísticas en esta ciudad.

Envidiaviajera Himalaya

Cruzando España por el Camino de Santiago – aquí los síntomas de envidiaviajera se agudizaron -, empecé a chapurrear algo de castellano y mi palabra favorita en este idioma es sin duda “intríngulis“.

De ahí el salto a España: después de un paréntesis en Valencia entre el Mestalla y La Malvarrosa, me he establecido en Madrid hace una década. Atrapado por la vida de la capital, sigo probando placer en recomendar sus tabernas y cultivar la antigua profesión de “cierrabares”. Si salgo de Lavapiés es porque los teloneros valen la pena

El Envidioso - Pokhara Nepal Parahawking

Devoro arte en todas sus representaciones y he decidido que en una próxima vida me dedicaré a la arquitectura. Obligado a estudiar el idioma francés, lo detesté hasta que conocí los “poètes maudits“: a partir de entonces me sentí un privilegiado. Ultimamente lo he intentado con el chino mandarín pero no he conseguido los mismos resultados.

La primera vez que salí de Italia fue para visitar un país que a nivel político ya no existe: cuando volví ya tenía otro nombre. Amo Berlín, me sorprendió Kanazawa, y en Buenos Aires me sentí como en casa. Si tuviera que elegir donde regresar probablemente me decantaría por China. En el último año he viajado por California, Francia, Dinamarca, Bélgica, Marruecos y Portugal. A los hoteles prefiero los hostales, a la maleta la mochila.

Envidiaviajera Himalaya

En marzo he viajado durante dos semanas a Nepal, justo antes de que el terremoto sacudiera el país. Aquí encontrarás el enlace a la campaña Sponsor a Child de ActionAid, con el cual podrás apadrinar a los niños victimas de esta tragedia.

Pruebo mucha envidiaviajera cuando me cruzo con un australiano de 25 años dando la vuelta al mundo, e intento dar envidiaviajera a través de mis fotos.

Si no estoy viajando es porque lo estoy planificando. Si puedo, voy lo más lejos posible. Eso sí, la cámara viene conmigo.

Para seguir mis proyectos fotográficos relacionados a Envidiaviajera, pincha aquí.

Boquerón - Puerto Rico Envidiaviajera